Portugal se disputará a puerta cerrada

Las autoridades lusas han diseñado un plan de desescalada de cuatro fases para salir del confinamiento, pero no llegará antes de la celebración de la carrera de Portimao, por lo que tendrá que disputarse a puerta cerrada.

A falta de poco más de 1 mes para que se dispute el Gran Premio de Portugal 2021 se da por confirmado que no contará con la asistencia de público en las gradas, algo que si ocurrió la temporada pasada, cuando la carrera del Algarve ocupó la decimosegunda ronda en el calendario alternativo de 17 Grandes Premios que logró salvar la temporada.

La agencia EFE ha podido confirmar de fuentes oficiales portuguesas que este año ni la carrera de Fórmula 1 ni la de MotoGP en tierras lusas contará con aficionados en el recinto, así que veremos de nuevo al Gran Circo sin la enorme movilización de personas que suele desencadenar este tipo de eventos.

En concreto el año pasado se reunieron 27.000 aficionados para ver en directo el Gran Premio de Portugal, lo que desató la polémica en el país puesto que los indicadores de la pandemia ya no estaban siendo buenos. Precisamente Lisboa terminó siendo una de las capitales europeas más afectada estas pasadas navidades con graves problemas en un sistema sanitario al borde del colapso.

Portugal ha planificado una desescalada que les llevará a iniciar la última fase el próximo 3 de mayo, un día después de que se dispute el Gran Premio de Portugal 2021. El gobierno luso quiere completar el plan de desescalada puesto en marcha la semana pasada con cuatro fases de dos semanas de duración, antes de que se autorice la asistencia de público a eventos multitudinarios, lo que incluye también la liga de fútbol.

La carrera de Portimao se incluyó en el calendario oficialmente hace unas semanas, aunque siempre había sido la primera opción para ocupar el lugar del Gran Premio de Vietnam, que había caído por problemas políticos en el país asiático.

El calendario alternativo de 2021, tras la confirmación oficial de que Melbourne no inauguraría la temporada y se trasladaba a noviembre, incluía también la cancelación de China y se incorporaba Imola que será la segunda ronda tras la carrera de Bahrein, que se disputa esta fin de semana.

Cuando Stefano Domenicali confirmó que Portugal sería la sede que ocuparía la fecha vacante del 2 de mayo, justo antes del Gran Premio de España, dijo que estaban trabajando con el promotor y con las autoridades locales para “dar la bienvenida a los aficionados de manera segura”.

Quien mantiene los planes para poder abrir al público es el Circuito de Barcelona-Catalunya, sede del Gran Premio de España 2021 el 9 de mayo. El trazado ha diseñado un circuito a modo de burbujas para mantener aisladas unas zonas de otras y mantiene abierta únicamente la venta en gradas con asientos que bloquean los asientos adyacentes para guardar la distancia de seguridad entre personas.

Sigue habiendo muchas dudas sobre que se vaya a poder completar el calendario de 23 carreras de 2021. En particular los Grandes Premios de Singapur y Japón son los que menos garantías parecen ofrecer de que vayan a poder disputarse.

Y se cree que el equipo de Domenicali ya está trabajando en planes alternativos para reemplazar esas carreras y disputarlas en Europa, en concreto se habla de que los trazados alemanas de Nurburgring y Hockenheim podrían usarse para albergar esas carreras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.