Tope salarial a los pilotos de F1, ¿tiene sentido?

La intención está clara, abaratar los costes conduciría a tener un campeonato más rentable económicamente y que pudiese sustentarse por sí mismo, algo de lo que ha adolecido desde siempre.

Según publica Luigi Perna en la publicación italiana La Gazzetta dello Sport la Fórmula 1 está tratando de acercar posturas para imponer un límite máximo a los equipos para la contratación de sus pilotos. Ese tope salarial sería de 30 millones de dólares para la contratación de sus pilotos, incluyendo los pilotos reserva.

Aunque no hay confirmación oficial de esta propuesta, que dejaría fuera las bonificaciones y los derechos de imagen del piloto, los rumores apuntan a que tanto FIA como Liberty Media estarían preparados para lanzar la propuesta entre los equipos de F1.

Una medida que afectaría directamente a Lewis Hamilton y su abultado salario de 45 millones de dólares, mientras que otros pilotos como Max Verstappen o Charles Leclerc podrían ver recortado su sueldo puesto que el tope no encajaría con la suma de sus compañeros.

Leer más: Salario de los pilotos en la temporada 2020

Precisamente el piloto de Ferrari dijo tener “una opinión al respecto, pero prefiero hablar de ello con la FIA en lugar de hacerlo en público. Pero sí que quiero señalar los riesgos que corremos en la pista”.

Este no es un problema nuevo, aunque la crisis del coronavirus ha acentuado sus consecuencias, toda vez que los fabricantes de automóviles que en su mayoría sustentan a los equipos de F1 han visto mermados sus ingresos. Así la temporada pasada se acordó congelar el desarrollo con el fin de ahorrar costes y paliar los efectos derivados de la cancelación de buena parte de los eventos.

También esta temporada arrancó el límite presupuestario de 145 millones de dólares por equipo, aunque de ahí se excluyen los salarios de los pilotos, los costes de viajes y los salarios de algunos altos directivos. Un límite que seguirá bajando en las próximas temporadas y que cuenta con el beneplácito de los equipos, encaminado a buscar una rentabilidad directa en el campeonato sin necesidad de encontrar 200 o 300 millones fuera por temporada para los equipos grandes.

Ese objetivo lleva aparejado otro que en lo puramente deportivo debería funcionar muy bien para el espectáculo: igualar lo máximo posible a los equipos. Esto redundaría en que los aficionados disfrutasen de carreras con mas batallas en pista. Pero todo esto es simple especulación, muchas cosas podrían salir mal en esta ecuación, ¿qué pasará si un equipo llega con una solución innovadora y el resto no tienen presupuesto para desarrollar esa línea? ¿No daría esto como resultado un equipo claramente vencedor?

Relacionado: Los pilotos mejor pagados de 2021

Si echamos la vista atrás, y no hace tanto tiempo, podemos ver el gran ejemplo de Michael Schumacher con un salario astronómico para la época por el que nadie parecía inmutarse. ¿No es justo que los pilotos negocien su salario según su valía en la pista? ¿Porqué poner una limitación que podría impedir que un equipo tenga dos buenos pilotos?

Es más, si pensamos en la repercusión de este tema un equipo podría verse en la tesitura de dejar fuera a un buen piloto por su salario y contratar a un piloto peor para ajustarse al tope salarial. ¿No merma esto la calidad de la Fórmula 1?

Destacado: Clasificación de pilotos y constructores 2021

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.