Wrooom 2013 – Comienza la cuenta atrás para el nuevo monoplaza de Ferrari

Wrooom 2013El 1 de febrero ha sido el día elegido para la presentación del monoplaza que disputará el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de 2013. El director de la Scuderia Ferrari, Stefano Domenicali, aprovechó la rueda de prensa de esta mañana, que forma parte de las actividades programadas para el Wrooom, para anunciarlo a todos los medios de comunicación presentes en la Sala de Conferencias de Madonna di Campliglio, la maravillosa sede escogida por Philip Morris International para la tradicional reunión de esquí de pretemporada, el Press Ski Meeting.

La presentación del monoplaza en Maranello, para la que sólo quedan quince días, fue uno de los muchos temas tratados por Domenicali, quien llegó ayer a la localidad italiana para participar en este evento que desde 1989 representa el simbólico pistoletazo de salida de la nueva temporada deportiva.

El año 2013 estará repleto de retos para la Scuderia Ferrari y será a su vez determinante a la hora de afrontar los importantes cambios que sufrirá el reglamento de Fórmula 1 que entrará en vigor en 2014.

¿Se trata entonces de una temporada de transición? Por supuesto que no. Antes de las Navidades, el Director del equipo Stefano Domenicali anunció la reorganización de varias áreas dentro de la Scuderia, iniciada ya a mediados de 2011, cuyo objetivo no es otro que el de garantizar el mejor equilibrio posible de los recursos destinados al diseño y desarrollo de los monoplazas de 2013 y 2014.

Con esta premisa se establecieron dos grupos distintos de trabajo, con la intención de trabajar de la forma más efectiva posible sobre la base de las prioridades inmediatas y futuras. Este nuevo enfoque ha suscitado, naturalmente, un alto grado de interés entre los periodistas que se encontraban hoy atendiendo la tradicional rueda de prensa con la que Domenicali inauguraba esta mañana la temporada de Ferrari.

«La temporada 2013 será compleja desde muchos puntos de vista», dijo Domenicali. «No enfrentamos a algunos cambios técnicos que tendrán un impacto significativo sobre todas las áreas de la compañía, no sólo en términos de diseño, sino también en lo que respecta a la inversión y la infraestructura necesaria para desarrollar el nuevo motor. Dentro de los límites impuestos por el reglamento, tenemos la obligación de dar el máximo con el fin de alcanzar nuestros objetivos, tratando a su vez de aprovechar todo lo posible los plazos de preparación para 2014. El objetivo es claro, ganar, y la prioridad sigue siendo la de dar a nuestros pilotos un coche que sea competitivo desde el principio. El desarrollo del monoplaza de 2013 comenzó en el túnel del viento de Colonia y allí seguirá. Ciertamente espero ver una mayor eficiencia con respecto al año pasado, puesto que ya no necesitaremos realizar comparaciones de los datos y la correlación con el túnel del viento de Maranello, actualmente en fase de reestructuración, y que volverá a estar operativo tras las vacaciones de verano».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario