Alonso: “Correr para Ferrari en Monza y subir al podio es algo muy especial”

A pesar de todos los problemas del fin de semana, incluyendo la rotura de la barra estabilizadora en la Q3 que no le permitió luchar por una pole que parecía al alcance, la carrera de hoy en Monza ha dejado buen sabor de boca al piloto español, se subió al podio saliendo desde la décima posición de parrilla.

“Un domingo perfecto para el campeonato, casi como una película con final feliz: otro podio, tres de mis rivales directos sin puntuar y un aumento de la ventaja sobre el segundo clasificado. Sigo convencido de que, si no fuera por el problema de ayer en la clasificación, podríamos haber empezado hoy, casi seguro, desde la pole”.

“Y será importantísimo para el final de temporada que podamos ser igual de competitivos los sábados de los Grandes Premios que quedan. Tenemos que intentar ganar algunas carreras más y gestionar la ventaja que tenemos en la clasificación. Aquí teníamos que marcar a Vettel, pero en Singapur será importante no perder de vista a Hamilton, que hoy se ha puesto segundo”, dijo Alonso.

“En la lucha con Vettel me salí de la pista y, de ahí en adelante, el coche no fue bien. No fue precisamente agradable andar botando sobre la gravilla aunque, de todas formas, unas vueltas después pude adelantarle. No quiero hacer comentarios sobre la sanción que recibió, pero lo que hizo estuvo realmente en el límite”.

“La clave de mi carrera estuvo en las primeras vueltas. Adelanté a algunos coches -Kimi, Di Resta y Michael-, y ponerme enseguida sexto, puso más de cara la carrera. Correr para Ferrari en Monza y subir al podio es algo muy especial: conducir uno de sus coches rojos es distinto, porque los tifosi son fantásticos. Si les dijeras que si se quedan sin comer unos días, van a poder conducir un coche de Maranello, lo harían, y esto es lo que hace que la pasión por Ferrari sea única en el mundo”.