Cómo quitar el hielo del parabrisas sin provocar daños

Lo mejor es ser previsores, dejad el coche a cubierto si es posible o tapad el parabrisas ante la helada de la noche. Pero si el hielo ya te ha cazado, tocará rascarlo, cuida con dañar partes del vehículo. La paciencia es la mejor consejera en estos casos.

Cuando las temperaturas caen por debajo de los tres grados empezaremos a notar las consecuencias del hielo en el parabrisas. La primera es que no tendrás visibilidad a la hora de circular, así que tocará quitar la capa de hielo antes de emprender la marcha.

Mas allá del engorro que esto supone, y el tiempo extra que tendrás que emplear, hay que tener cuidado a la hora de quitar el hielo para no dañar el vehículo. Aquí te vamos a mostrar los trucos que puedes emplear para que descongelar el parabrisas no suponga un problema añadido a la mañana de frío.

Tapar el parabrisas si hay previsión de heladas

En este caso, prevenir es mejor que curar. Si se anuncian temperaturas bajas, lo mejor es tapar en el parabrisas, esto evitará que se pegue hielo al cristal y podamos iniciar la marcha con sólo retirarlos.

Existen en el mercado toldos y fundas para el parabrisas que cubrirán a la perfección el cristal y nos permitirán retirarlo rápidamente. Los precios varían entre los 10 y los 30€ dependiendo de su sofisticación y calidad del material. Si optáis por estos, os recomendamos buscar el que mejor se ajuste a vuestro coche.

La opción económica es optar por poner una manta o sábana, unos cartones o unos papeles de periódico. Todo es válido para evitar que el temido hielo se apodere del parabrisas. A la hora de engancharlo usa las puertas del coche para trincar. Ten en cuenta que es mejor dejar a cubierto las escobillas del limpiaparabrisas.

Lo que no debes hacer nunca

Entre las cosas que podrían ser contraproducentes tenemos una gran variedad, pero algunas son bastante usadas por los conductores y no son una buena idea (sobre todo si quieres conservar el coche en perfecto estado).

No usar nunca una rasqueta de metal, o cualquier artilugio de metal, podría rayar el cristal y dejarlo inservible. Esto es aplicable a cualquier objeto que estéis tentados a usar para rascar el hielo, en caso de no tener rasqueta de plástico usad un carnet de biblioteca o una tarjeta de puntos, cuidado con tirar de tarjeta de crédito, DNI o carnet de conducir podrías dejarlo inservible.

Otra manera habitual, y nada aconsejable, es rociar el parabrisas con agua caliente, no lo hagáis nunca. La diferencia de temperatura podría provocar la rotura del cristal.

Del mismo modo, tampoco echéis agua, esta se congelará y tendréis una capa mayor para retirar. Si tenéis una fuente de agua (con una manguera donde podáis seguir echando agua) y la temperatura no es demasiado baja, podéis echarla, retirará una capa, pero no esperéis milagros. No es la mejor opción.

Lo que nunca debéis hacer es echar agua con sal, no ayudará en nada y además la sal es corrosiva para la chapa del vehículo. Aunque pueda asociarse con la idea de cuando la echan en la carretera, sólo sirve para que no se forme hielo, pero es muy corrosiva.

Otra cosa que no debemos hacer nunca es accionar los limpiaparabrisas. El agua del depósito se habrá congelado, así que no echará ni una gota, y el movimiento de los limpias sobre el hielo destrozará las escobillas. Hasta que el hielo no se haya trasformado en agua ni los toquéis.

Relacionado: Consejos para viajar en coche en invierno

Lo primero ayudar con la calefacción

Tras encontrarnos con nuestro coche con el parabrisas congelado, lo primero que debemos hacer es ponerlo en marcha y poner la calefacción a tope, dirigiendo el chorro de aire hacia el cristal.

Si la capa de hielo es fina, con esto podría ser suficiente para eliminar el hielo y poder emprender la marcha. Tened en cuenta que el coche debe estar en un espacio abierto, o bien ventilado, para tenerlo encendido o el monóxido de carbono podría provocar una intoxicación.

Rasqueta y anticongelante

La mejor opción si se ha formado hielo es usar una rasqueta y rociar con anticongelante previamente el parabrisas. Si vives en un lugar donde con frecuencia hay heladas, lo mejor es tener una en el coche preparada para sacar el hielo en cualquier momento. En Amazon las tienes desde 10€.

El procedimiento para sacar el hielo es sencillo: encender el coche, calefacción a tope, rociar con anticongelante y rascar el hielo. Empezaremos por los bordes e iremos rascando hacia el centro del parabrisas.

Si no tenemos anticongelante, podéis probar a rociar con un poco de alcohol, aunque si la capa es bastante gruesa no será igual que el anticongelante, algo os ayudará a quitar el hielo.

Como eliminar el hielo del parabrisas

Destacado: ¿Cómo me puede ayudar un kit de emergencia?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.