La estructura de los ganadores todavía sigue en Lotus

El veterano ingeniero español Joan Villadelprat se deshizo en elogios hacia el equipo Lotus tras el podio de sus dos pilotos en el Gran Premio de Hungría, incluyendo a una magnífica carrera de Raikkonen que salía desde la quinta posición, señalando que la sangre de Benetton y de Renault todavía fluye por sus venas.

El veterano ingeniero, que estuvo al frente del equipo de Enstone en al época en que Michael Schumacher logró sus dos primeros títulos en 1994 y 1995, hizo estas declaraciones después de ver el magnífico ritmo que mostraron los Lotus en Hungaroring.

«Lo que realmente cuenta en esta firma es que siempre ha mantenido una estructura competitiva y que ha habido pocos cambios en el personal, solo los necesarios», escribió Villadelprat en su columna del diario El País. «Eso les ha dado una estabilidad que la mayoría no han tenido. Su equipo es impecable y sólido».

«Ya demostraron en el pasado que saben hacer un coche ganador. Lo hicimos con Schumacher y volvieron a hacerlo con Fernando Alonso en una etapa mucho más reciente (2005 y 2006)».

«A pesar de los cambios de propietarios, la estructura no se ha resentido. Las inversiones han permitido al equipo mantenerse al máximo nivel de competitividad», añadió el ingeniero español con más de 30 años en la F1.

«Eric Boullier, el director de la escudería, y James Allison, el director técnico y el jefe de aerodinámica, están realizando un trabajo extraordinario y han recuperado el orgullo del equipo. Vuelven a sentirse ganadores».

A pesar del resultado que han logrado en Hungría, llevaban unas carreras bastante desaparecidos, a pesar del ritmo ascendente que habían llevado desde el inicio de la temporada. Aunque lo tienen claro, tienen potencial para ganar, falta poner los ingredientes en el orden correcto para cruzar antes que nadie la bandera a cuadros.

La última victoria que celebró la escudería, fue bajo el nombre de Renault y la logró Fernando Alonso en 2008 en Japón. En Hungría Raikkonen tenía ritmo suficiente para luchar por la victoria, sin el fallo en la salida, donde perdió posición precisamente con Fernando, podría haber llegado hasta Hamilton con tiempo para atacarle.

El problema es que Lewis estuvo realmente intratable todo el fin de semana, y una cosa es llegar y otra muy diferente era adelantarle, sobre todo en un circuito como Hungaroring. Pero la oportunidad de Lotus llegará esta temporada, tarde o temprano tendrán la tan merecida victoria.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario