En Ferrari no piensan todavía en la alineación de pilotos para Le Mans

Ferrari reorienta su estrategia hacia otros campeonatos, el límite presupuestario impuesto en la F1 puede que haya sido uno de los desencadenantes para regresar al WEC y seguir manteniendo uno de los mejores centros mundiales dedicado a la competición.

Antonello Coletta, responsable del programa que llevará de nuevo a Ferrari al WEC en la categoría de hypercars, afirma que todavía es demasiado pronto para pensar en la alineación de pilotos que estarán en su debut en Le Mans en 2023.

Cuando se anunció que la escudería italiana regresaría al campeonato de resistencia el piloto Charles Leclerc afirmó que le agradaría la idea de poder disputar la legendaria carrera de las 24 Horas de Le Mans al volante del Ferrari en 2023, si surgiese al oportunidad.

Pero Coletta ve complicado “combinar la Fórmula 1 con la participación en alguna de las rondas del WEC no es imposible, pero es demasiado pronto para pensar en cómo se compondrá el equipo”.

“Por ahora estamos completamente enfocados en desarrollar un coche competitivo que nos permita competir por grandes resultados. Sólo entonces decidiremos quién lo pilotará”, añadió el directivo italiano.

“Me parece que no será fácil organizar la participación de Leclerc en Le Mans en 2023, pero no diré que vaya a ser imposible. Ta veremos”, dijo Antonello Coletta.

Con casi dos años por delante, los planes de Maranello son regresar al mundial de resistencia por todo lo alto, desarrollar un coche capaz de luchar por títulos y ampliar el espectro deportivo de la sede de Maranello, hasta ahora enfocada casi por completo en la Fórmula 1.

Desde el punto de vista del piloto, el monegasco tendrá todavía que centrar la mente en esta temporada, que parece haber arrancado mucho mejor que 2020. El domingo en el Gran Premio de Bahrein logró terminar sexto, mientras que Carlos Sainz fue octavo, un buen botín de puntos que le permiten a la Scuderia aspirar a luchar por el tercer puesto del campeonato, toda vez que Red Bull y Mercedes parecen estar demasiado lejos para alcanzarles.

Otra cosa será 2022, el cambio de normas abrirá el abanico de posibilidades y cada equipo tendrá opciones a plantear soluciones novedosas que puedan darle ventaja en pista. Pero va a ser una lucha complicada, desde el 1 de enero de este año han retomado el desarrollo del coche de 2022 y las fábricas están a pleno rendimiento, no sólo Ferrari, sino Alpine, Aston Martin y McLaren quieren poner en pista un monoplaza capaz de luchar por el título.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.