Ferrari tenía que apostar por la pole de Leclerc

Mónaco es, posiblemente, donde más cuenta la sesión de clasificación del sábado, la pole es casi una garantía de victoria.

Aunque han sido muchos los que han criticado a la escudería italiana por no cambiar la caja de cambios del Ferrari SF21 de Charles Leclerc tras el accidente en la clasificación del Gran Premio de Mónaco 2021, el campeón del mundo de 1997, Jacques Villeneuve, defiende la actuación de la Scuderia.

Tras lograr en mejor crono en el primer intento de pole, el piloto monegasco tocó el guardarail perdiendo la dirección del monoplaza y terminando contra el muro. Esto destrozó la parte trasera derecha del monoplaza dejando fuera de combate a Leclerc, al tiempo que impedía que nadie más pudiese mejorar su tiempo por la bandera roja que cerró la sesión de clasificación.

Tras revisar el coche, Ferrari optó por no cambiar la caja de cambios y evitar la penalización de cinco posiciones en parrilla que habrían privado al joven piloto de una posición de privilegio para asaltar la victoria en Mónaco, que finalmente se llevó Max Verstappen.

Media hora antes del inicio de la carrera, tras salir de boxes para dirigirse a su posición de parrilla, el Ferrari de Leclerc falló, regresando a boxes y tras revisar el problema el equipo anunció al director de carrera que el piloto no tomaría la salida del Gran Premio.

Un análisis posterior del coche en la sede de Maranello confirmó que el problema estaba en una grieta en el eje de transmisión del lado izquierdo, el contrario al impacto, pero que fue consecuencia directa del choque contra el muro.

Villeneuve dijo que el joven piloto de 23 años “sólo puede culparse a sí mismo” por quedarse fuera de carrera y haber perdido la oportunidad de llevarse la primera victoria de Ferrari desde que Sebastian Vettel se subiese a lo más alto del podio en el Gran Premio de Singapur 2019.

“En Mónaco valía la pena correr el riesgo y confiar en que todo estuviese más o menos en orden en el coche”, dijo Villeneuve a la emisora belga RTBF. “Charles habría salido desde la pole con una excelente oportunidad de ganar. Es Mónaco, hay que correr riesgos”.

“Si hubiese cambiado la caja de cambios, o hubieran cambiado el coche por completo, habrían tenido una penalización o habrían tenido que salir desde el pitlane, correr el riesgo estaba justificado”, afirmó el canadiense.

“Me sorprende que no fuese la transmisión en sí lo que se rompiese, sino uno de los elementos del lado izquierdo, pero aún así fue consecuencia del accidente. Charles sólo puede culparse a sí mismo por eso”.

Leer más: El abandono de Leclerc, consecuencia del accidente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.