La increíble mala suerte de Schumacher en 2012

El heptacampeón Michael Schumacher lleva cinco abandonos en las siete carreras disputadas esta temporada, irónicamente este es el primer año tras su regreso a la F1 en que el veterano piloto alemán se muestra realmente competitivo al volante del Mercedes, por lo que es difícil de entender esa mala suerte que le acompaña en este 2012.

El jefe del equipo Sauber, que fue el artífice de la llegada del piloto alemán a la F1 allá por principios de los 90, dijo que, a pesar de estar en coche digno esta temporada, es difícil de entender su racha de mala suerte.

«Tengo que decir que la mala suerte de Schumacher es increíble», dijo Peter Sauber al diario suizo Blick, en referencia al problema técnico con el DRS que dejó fuera de carrera el piloto de 43 años en Canadá.

A pesar de que durante su carrera fue uno de los pilotos que menos problemas solía tener con los coches, este año parece que todo lo que no le sucedió en 20 años le ocurre carrera tras carrera. Es más, el piloto alemán ha tenido tan mal arranque de temporada que sólo cuenta con dos puntos y únicamente supera a los pilotos de Caterham, Marussia y HRT en el Campeonato de Pilotos.

«Nunca se había visto antes en la F1. Me siento muy mal por él», dijo Sauber sin poder dar una explicación razonable a que el Kaiser sufra tantos problemas en la pista.

El jefe del equipo Mercedes, Ross Brawn, pidió disculpas a Schumacher en las declaraciones oficiales del equipo tras la carrera de Canadá y niega tajantemente que el equipo esté dando al alemán un equipamiento inferior o una mala atención.

Brawn añadió en el diario Bild: «Nuestra meta es tener el cien por cien de fiabilidad, algo que hemos conseguido en el coche de Nico (Rosberg) pero no en el de Michael. Estamos dando a esto nuestra más alta prioridad».

Pero con un contrato que termina a finales de este año, se rumorea que Schumacher está perdiendo la paciencia con esta situación. Se habla de que dejó el trazado de Montreal sin esperar a la bandera a cuadros y sin asistir a la sesión informativa de ingeniería posterior a la carrera.

«Michael hizo la sesión informativa con sus ingenieros», insistió Brawn. «Quería evitar el gran atasco posterior a la carrera. Pero una de las habilidades especiales de Michael que más valoramos es su espíritu de equipo, que se muestra sobre todo en situaciones difíciles».

De hecho, a través de su web oficial, Schumacher dijo que es «totalmente comprensible» que los registros de los equipos de F1 en cuanto a fiabilidad no siempre sean perfectos y añadió: «No voy a perder la fe en mi equipo».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario