Jean Todt pordría suceder a Max Mosley al frente de la FIA

Lejos de anunciar un Mundial alternativo, como era el plan original, la conferencia de prensa que la Asociación de Constructores de Fórmula 1 (FOTA) celebró hoy en Bolonia se convirtió en un elegante «agradecimiento» a Max Mosley, el derrotado presidente de la FIA.

«El hizo muchísimo por la F-1, particularmente para mejorar la seguridad», lo elogió hoy Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari y de la FOTA y que ayer mismo había calificado de «dictadura» la gestión de Mosley como presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

Mosley, que está en el cargo desde 1993 y amenazaba con postularse para un nuevo mandato, anunció ayer que cesará en octubre, en medio de versiones que fortalecen a Jean Todt, ex Ferrari, como un eventual sucesor.

«En el trabajo siempre hay diferencias, pero creo que tenemos que agradecerle a Max y desearle buena suerte», expresó Flavio Briatore, de Renault, otra de las ocho escuderías «rebeldes» de la FOTA que amenazaban con un Mundial paralelo si la FIA mantenía sus exigencias para el campeonato de 2010.

La FOTA había convocado la semana pasada a la prensa para una conferencia hoy en el hotel Sheraton, de Bolonia en la que daría detalles del Mundial paralelo, finalmente archivado tras el acuerdo alcanzado ayer en París, por lo que la reunión de hoy fue un elegante «gracias» a Mosley.

Briatore anunció que el próximo paso de la FOTA será buscar un nuevo acuerdo hasta 2012 con CVC, la sociedad que administra Bernie Ecclestone, nueva propietaria de los derechos comerciales de la F-1, «para encontrar un equilibrio entre lo que se gasta y lo que se recauda».

«La F-1 tiene que generar ganancias. No existe que los actores de un filme deban pagar para actuar más de lo que recaudan», dijo Briatore, quien sugirió también un retorno a Europa, en lugar de la vía asiática elegida por Ecclestone.

«Hay que devolver las carreras a los circuitos que valen, en Italia, Alemania, Francia. Silverstone estaba lleno y en Estambul los pilotos conocían a los espectadores por su nombre. Entiendo que Turquía aporte más dinero, pero también debe contar la cultura automovilística», dijo Briatore.

La FOTA, tras una reunión de tres horas celebrada en una sala del aeropuerto de Bolonia, expresó su «satisfacción por el acuerdo histórico que garantizará a la F-1 ser una verdadera F-1, mayor espectáculo y reducir costos entre el 15 y 25 por ciento antes de 2011».

Además de Montezemolo y Briatore, se presentaron ante la prensa John Howett (Toyota), Stefano Domenicali (Ferrari), Martin Whitmarsh (McLaren), Mario Theissen (BMW), Christian Horner (Red Bull), Franz Tost (Toro Rosso) y Nick Fry (BrawnGP).

«Obtuvimos un gran resultado, tendremos un Mundial estable, con los mejores pilotos, las mejores máquinas, los mejores equipos y las mejores pistas», dijo Howett, en tanto Briatore destacó que «esto es positivo para el público y para el espectáculo».

Montezemolo aseguró que el Mundial paralelo, finalmente cancelado, habría sido «un éxito» y confió también en que la FOTA logrará un nuevo acuerdo comercial con la CVC de Ecclestone «que sin la paz de ayer habría perdido su negocio», según afirmó.

jean-todtEl dirigente italiano admitió que la FOTA evalúa que cada escudería pueda contar con tres máquinas por carrera y no descartó que Ferrari pueda asignar esa eventual nueva butaca al multicampeón de motociclismo Valentino Rossi.

Mosley, por su parte, declaró al semanario alemán Auto Motor und Sport que no descarta «en absoluto» que Todt, ex Ferrari, pueda ser su sucesor en la FIA, pero sí rechazó a otros dos potenciales reemplazantes, el monegasco Michel Boeri y el polaco Hermann Tomczyk.

Ambos son vicepresidentes del Consejo Mundial de la FIA pero, según Mosley, Boeri «no está interesado por su avanzada edad» y en cuanto a Tomczyc «ha afirmado con certeza que el puesto no le atrae para nada».

Las escuderías rivales de Ferrari podrían ver con reparos a Todt, pero ellas no votan en la FIA, afirmó Mosley.

Todt, que entró en Ferrari en 1993 y salió dos años atrás, dirigió en la escudería italiana a Michael Schumacher en el período triunfal del piloto alemán, quien logró cinco títulos mundiales entre 2000 y 2004.

2 comentarios sobre «Jean Todt pordría suceder a Max Mosley al frente de la FIA»

  1. Hablando como Ferrarista, realmente no parece que Todt postule para el cargo; su fuerte vinculación de tantos años con Maranello, cuestionaría su imparcialidad e independencia.

Deja un comentario