Mosley garantiza que deja la FIA y propone a Todt como sucesor

Max Mosley garantizó hoy que el próximo 23 de octubre terminará su mandato de 16 años como presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y propuso como sucesor al francés Jean Todt, ex de Ferrari.

«Si él decide presentarse, creo que será la persona ideal para continuar el trabajo de los últimos 16 años, conoce todas las áreas de la FIA y espero que ustedes le den su apoyo», pidió Mosley en una carta enviada a los miembros de la FIA.

Tras agradecer «los cientos de apoyos» recibidos, «un respaldo sin precedentes», según destacó, Mosley elogió al ex director deportivo de Ferrari, a quien describió como «un fuera de serie» en «cualquier generación» del deporte motor.

«Equipos dirigidos por él han ganado el campeonato del mundo de rallys, campeonatos de cross country incluido el París Dakar, las 24 Horas de Le Mans y, en los últimos quince años campeonatos del mundo de Fórmula 1″, destacó Mosley.

Según Mosley, Jean Todt, pese a su trabajo no tan pasado con Ferrari, «no tiene vínculos» con la escudería italiana ni con el grupo Peugeot-Citroen, para el cual también trabajó, por lo que, si es elegido, «preservaría la independencia de la FIA».

El nombre de Todt no había sido bien recibido días atrás por algunas escuderías pertenecientes a la Formule One Team Association (FOTA), cuyo vicepresidente John Howett, representante de Toyota, aseguró que las principales escuderías no lo apoyarán.

«El futuro titular de la FIA deberá ser una persona claramente independiente, que no haya tenido en pasado vínculos concretos con los equipos», declaró Howett en la reunión que la FOTA efectuó el pasado 25 de junio en Bolonia.

Mosley, de 69 años, no mencionó siquiera al finlandés Ari Vatanen, ex campeón mundial de rally que el domingo pasado reiteró su deseo de ser elegido para la presidencia de la FIA, envuelta desde hace meses en fuertes polémicas en la Fórmula 1.

El británico admitió que ya le sería «muy difícil cambiar» su «forma de pensar y volver a presentarse a la reelección», pues hace algunos meses decidió dedicarse «por completo» a su familia, que vivió últimos meses difíciles.

El propio Mosley afrontó el año pasado un escándalo público de índole sexual y su hijo Alexander murió unos meses atrás, aparentemente de una sobredosis, esto último en plena disputa de la FIA con la FOTA.

max-mosley-fia-presidenteSu compatriota y propietario de los derechos comerciales de la F1, Bernie Ecclestone, había anticipado hace unos días su convicción de que Mosley, a quien tuvo como abogado muchos años atrás, no se presentaría a la reelección.

Su salida, que luego él mismo puso en duda, había sido anunciada el mes pasado tras el acuerdo FIA-FOTA, que puso fin a sus exigencias de topes presupuestarios para el Mundial 2010 de Fórmula 1, a lo que se opusieron las escuderías más poderosas, encabezadas por Ferrari.

El nuevo anuncio de su salida se produce en vísperas de que la FIA y la FOTA firmen un nuevo Pacto de la Concordia para acordar reglamento y reparto monetario del Mundial de F1, que estuvo bajo serio riesgo tras las amenazas de retirada de Ferrari y otras escuderías.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario