El mundial mas igualado de los últimos años

El mundial de Fórmula 1 que comienza el próximo fin de semana con el Gran Premio de Bahrein 2010 se presenta como uno de los mas igualados de los últimos años y contará con cuatro campeones del mundo en pista, Michael Schumacher, Fernando Alonso, Lewis Hamilton y Jenson Button, que en conjunto suman once títulos de F1.

Si el alemán Michael Schumacher (Mercedes) ha regresado a la competición, y con el equipo que el pasado año logró los títulos de constructores y pilotos con el británico Jenson Button, es porque se cree en condiciones de seguir sumando títulos a los siete con los que ya cuenta en su palmarés.

Aunque mucha gente ve al español Fernando Alonso como principal favorito al título, que sería el tercer campeonato después de los dos que logró con Renault, dado que el nuevo Ferrari F10 se ha mostrado muy rápido y extraordinariamente fiable.

El único punto en contra, de momento es que el motor tiene un consumo mas elevado que sus rivales y eso, con la prohibición de repostar, indica que tendrá que partir en carrera con mas kilos de gasolina que sus rivales.

A favor de Alonso está su magnífica gestión de los recursos puestos a su disposición y de la interpretación de las carreras que le permitieron conseguir sus dos mundiales, frente a Michael Schumacher que tras la segunda derrota consecutiva se retiró, no precisamente con el mejor coche.

El equipo que forman en Ferrari Alonso y el brasileño Felipe Massa, recuperado al cien por cien de su accidente del pasado en Hungría, puede marcar una época en la historia de la escudería.

McLaren ha logrado unir a los dos últimos campeones del mundo en un equipo genuinamente británico, Lewis Hamilton y Jenson Button, que disponen de un coche con el que el primero ha conseguido el mejor tiempo en las dos últimas jornadas de pruebas en los circuitos de Jerez y Barcelona.

Sin contar con campeones del mundo, pero aspirando a lograrlo este año, muchos también señalan a los Red Bull con motor Renault del alemán Sebastian Vettel y del australiano Mark Webber como favoritos, ya que también han estado constantemente entre los más rápidos de la pretemporada.

La prohibición de repostar hará que las primeras vueltas de las carreras, con los coches cargados de gasolina, puedan ser decisivas. Los pilotos deberán tratar de mimar los neumáticos para que no se desgasten y las diferencias conseguidas en estos compases pueden ser insalvables en el resto de la carrera.

En cuanto a la normativa de que los coches de la última sesión de clasificación -los diez más rápidos- tengan que salir con los neumáticos con los que hayan marcado el mejor tiempo, no cambiará para nada el desarrollo de la carrera, ya que la lógica indica que todos utilizarán el compuesto de goma mas duro para luego en carrera ir con ese juego de neumáticos casi hasta mitad de las pruebas.

Al mantenerse la obligación de utilizar los dos tipos de neumáticos a disposición de los pilotos, unos blandos y otros duros, todo hace pensar que en esta temporada, en casi todos los circuitos, los bólidos realicen tan solo una parada mediada la carrera.

Si el año pasado el inicio de la temporada fue marcado por el doble difusor que dio una gran ventaja a los que lo utilizaron, entre ellos Brawn, que sumó los títulos de constructores y pilotos, el campeonato arranca con las dudas sobre el alerón trasero del Mclaren MP4-25.
(EFE)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.