Poca innovación y mucha cautela marcan el inicio de la pretemporada 2011

No hubo grandes declaraciones de los pilotos tras la jornada de ayer que marcaba el inicio de las pruebas de pretemporada, nada que destacar más allá de las presentaciones de los nuevos coches que se presentaban ayer, todos mantienen la misma línea y, a pesar de que Adrian Newey nos tiene acostumbrados a soluciones radicales, el RB7 es quizás el que menos innovador parece.

Fernando Alonso, que ayer probaba el nuevo Ferrari F150, afirmaba que ni siquiera miró el Red Bull que pilotaba Vettel: «He seguido a Vettel un momento, pero me he dado cuenta de que tiene los mismos colores que antes», bromeaba el subcampeón de 2010 ante la prensa.

Mercedes presentaba por la mañana el W02, un coche con el que llevan trabajando mucho tiempo y con el que se espera que Michael y Nico puedan estar luchando por las primeras posiciones. Pero la realidad ha sido otra el primer día, el coche no parecía ser muy rápido y se rompió en su décima vuelta por un problema hidráulico.

«He tenido coches que comenzaron bien y luego se convirtieron en un gran problema, y coches problemáticos que luego se hicieron grandes», explicaba el jefe del equipo Ross Brawn ante la prensa cuando se el preguntó por los problemas sufridos en pista.

Alonso por su parte quitaba importancia al hecho de que su tiempo sobre la pista fuese 8 décimas más lento que el marcado por Vettel: «Recuerdo que el año pasado en la última prueba teníamos el sexto mejor tiempo, con Sauber y Force India por delante de nosotros. Y ya vimos lo que sucedió en Sakhir», recordando la victoria lograda en el GP de Bahrein de 2010.

«Los tests son como ver al Real Madrid o al Barcelona jugando con el Castilla y el Barcelona B un amistoso. Pueden ganarles, pero eso no significa que vaya a ocurrir lo mismo en liga», insistió Alonso.

Lo más interesante que se pudo ver en la primera jornada sobre la pista de Cheste han sido algunas innovaciones como los escapes y el bajo arco antivuelco de Renault, o la cintura del nuevo Williams FW33.

«Es hermosa, la parte trasera del coche es fantástica», dijo Barrichello cuando se le preguntó sobre el FW33. «De momento los tiempos no son buenos, pero hay una diferencia de tres segundos entre un tanque de combustible vació y el que estamos usando», dijo a Globo Esporte.

Otra novedad destacable está en el nuevo Toro Rosso presentado ayer, que recuerda al doble suelo que llevaba el Ferrari de 1992. De momento no han podido ponerlo mucho en pista, el problema con la caja de cambios de ayer impidió que el STR6 rodase todo lo previsto.

Sin duda el menos radical de los coches presentados hasta el momento es el Red Bull RB7: «ES la tercera generación de la familia RB5», apuntaba su creador Adrian Newey. «Es una evolución».

A pesar de que el RB7 no presente grandes diferencias con su predecesor, lo cierto es que el año pasado el resultado de dominio en la pista fue indiscutible y todos los equipos han iniciado una línea de diseño de coches siguiendo el camino marcado por Red Bull.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario