Vettel todavía no tiene un nombre para el nuevo Red Bull RB7

El actual campeón Sebastian Vettel tiene por costumbre ponerle nombres a los coches que pilota, pero ha confesado que todavía no le ha puesto uno al flamante Red Bull RB7 que estrenaba ayer logrando el mejor tiempo del día en la primera jornada de entrenamientos de pretemporada en Cheste.

El joven piloto de 23 años se mueve en el mundo de la superstición y el ponerle nombres picantes a sus coches es una de tantas, como el introducir una moneda de la suerte en los cordones de sus botas. Vettel logró su primer título con «Randy Mandy», nombre que puso al RB6 del año pasado, después de que el monoplaza original, al que apodó «Lucious Liz», fuese sustituido por los daños sufridos en Mónaco.

«El número se ve bien», dijo Sebastian cuando se le preguntó sobre el codiciado número uno que lucía el morro de su coche ayer en Valencia. «Vi el coche de una sola pieza esta mañana por primera vez, así que no tengo un nombre de momento».

Al piloto alemán también se le preguntó por los mareos que sufre su compatriota Michael Schumacher cuando entrena con el simulador y si a él también le había pasado. «Una vez, pero sólo muy brevemente», respondía Vettel.

«Creo que es una herramienta importante por la enorme limitación de pruebas en pista, especialmente con respecto a (el aprendizaje de) las pistas», añadió Vettel.
(GMM)

3 Comentarios

Deja un comentario