Victoria de Rosberg, remontada de Hamilton y sexto para Alonso

GP RUSSIA F1/2016 - SOCHI (RUSSIA) © FOTO STUDIO COLOMBO PER FERRARI MEDIA (© COPYRIGHT FREE)GP RUSSIA F1/2016 – SOCHI (RUSSIA) © FOTO STUDIO COLOMBO PER FERRARI MEDIA (© COPYRIGHT FREE)

Posiblemente la nota dominante del Gran Premio de Rusia 2016 han sido las remontadas, la primera de la de Lewis Hamilton, que arrancaba décimo tras los problemas de su monoplaza en la clasificación de ayer y la segunda la de Fernando Alonso, que consiguió cruzar sexto la bandera a cuadros.

El McLaren sigue sin estar a la altura de un equipo que tradicionalmente ha estado entre los mejoras de la parrilla, pero el piloto asturiano firmó una salida magnífica que le permitió subir 7 puestos de golpe y sumar 8 puntos que, viendo como iba el año, saben casi a victoria.

La victoria se la adjudicó el piloto de Mercedes Nico Rosberg, a pesar de la gran remontada de su compañero que terminó segundo saliendo desde el décimo, sigue aumentando la ventaja al frente del mundial. Ahora ya se sitúa con un colchón de 43 puntos sobre el vigente campeón y con 57 sobre Kimi Raikkonen, que es tercero.

Precisamente el piloto finlandés se subió al tercer escalón del podio de Sochi, lo que refuerza la idea de que Ferrari sigue en la buena dirección , aunque no parece que este año vaya a conseguir destronar la superioridad de las flechas de plata, con sólo cuatro carreras disputadas parece claro que el único que puede amenazar la superioridad de Rosberg es Hamilton.

Ese algo particular en Sochi, se gestó en la segunda curva de la primera vuelta. Kvyat y Vettel volvieron a repetir el toque de China. El ruso sigue pensando que “todo el monte es orégano” y se lanzó al pico de la curva sin contar con el Ferrari del tetracampeón.

Kvyat se tocaba por dos veces con el piloto alemán, que intentaba colarse en el trio de cabeza, y dejaba al Ferrari empotrado contra el muro. El enfado de Vettel era monumental, terminó yendo a pedir explicaciones de lo ocurrido a su ex equipo.

Y si esto daba emoción al arranque, en la recta final de la carrera, mientras Lewis Hamilton intentaba alcanzar a su compañero de equipo, desde el muro le avisaron de un problema en la bomba de agua. “Oportuna” comunicación de radio que evitó una lucha entre los Mercedes, que de todos modos parecía complicada.

La F1 se despide de Rusia con un panorama claro en la parte superior de la clasificación, Nico Rosberg manda con mano de hierro: cuatro de cuatro para el alemán que suma 100 puntos. Mientras Hamilton se afana por dejarse ver entre famosos y reyes de la farándula, el hijo del campeón de F1 de 1982 Keke Rosberg ha arrancado 2016 con ganas de llevarse el título de campeón.