Victoria de Sebastian Vettel en Singapur

El azar, o mejor dicho la mala suerte de Lewis Hamilton, que hoy abandonó por culpa de la caja de cambios cuando lideraba cómodamente la carrera, dio la victoria al piloto de Red Bull Sebastian Vettel en el Gran Premio de Singapur 2012, acompañado en el podio por Jenson Button y Fernando Alonso.

Es la segunda victoria de la temporada para el piloto alemán, tras la lograda en Bahrein, que cruzó la bandera a cuadros con 59 vueltas completadas, en lugar de las 61 previstas, puesto que la salida de dos coches de seguridad, el primero por la salida de Narain Karthikeyan y el segundo porque Schumacher arrolló a Vergne, retrasaron la carrera y se superaron las 2 horas de tope máximo que establece el reglamento.

El bicampeón español Fernando Alonso, que salía en la quinta posición de la parrilla, aprovechó el abandono de Hamilton para terminar en el podio, el 81 de su carrera deportiva, lo que le convierte en el tercer piloto con más podios de la historia de la F1 tras Prost y Schumacher.

Otro de los grandes perjudicados de Marina Bay ha sido Pastor Maldonado, su buena clasificación de ayer, que le situó segundo en la parrilla, no le sirvió de mucho, una mala salida le relegó bastantes posiciones y terminó abandonando en la vuelta 36 por un problema mecánico en su Williams. El piloto venezolano no levanta cabeza, no logra puntuar desde su victoria en Montmeló en mayo.

El que añadió un nuevo abandono a su desastrosa temporada 2012 es el veterano Michael Schumacher, se pasó de frenada y se llevó por delante al novato de Toro Rosso Jean-Eric Vergne, lo que provocó el segundo coche de seguridad en esta carrera, pocas vueltas después del primero.

El heptacampeón, que todavía no ha resuelto su futuro de cara a la próxima temporada, suma un total de 7 abandonos, lo que iguala su peor estadística de retiradas en una temporada con la de 1993, aunque en aquella ocasión fue sobre 16 carreras y ahora llevamos 14, veremos si no supera esa marca, viendo como va no sería extraño.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario