Hakkinen: «Sin duda, la F1 es mejor que en mi época»

Mientras que muchos puristas de la F1 lloran tiempos pasados, el finlandés bicampeón en 1998 y 1999 Mika Hakkinen cree que la máxima categoría del automovilismo es ahora mejor que nunca, sistemas como el DRS o el KERS y sobre todo los complejos neumáticos han mejorado notablemente el espectáculo.

Aunque el finlandés admitió al periódico Turun Sanomat que su legendario adelantamiento a Michael Schumacher en la carrera de Spa del año 2000 hubiese sido mucho más fácil de contar con un sistema DRS insistió: «Hoy las carreras son sin duda mejor que en mi tiempo».

«Ahora hay tantos ganadores de los diferentes equipos, y pasan tantas y tan diferentes luchas», agregó Hakkinen.

«En general, es mucho más emocionante ahora que cuando yo estaba corriendo», dijo el finlandés de 43 años que logró la victoria en 20 grandes premios con McLaren hasta que decidió retirar se en 2001.

El bicampeón se encuentra en Hockenheim, donde este fin de semana se disputa el Gran Premio de Alemania 2012, en el papel de manager del piloto reserva de Williams Valtteri Bottas.

Pero, a pesar de las alabanzas de Hakkinen hacia la acción que ahora podemos ver en pista, está claro que algún problema existe cuando ninguno de los equipos consigue comprender el funcionamiento de los neumáticos, no es lógico que en prácticamente las mismas circunstancias unas gomas se degraden y otras sigan trabajando como si nada.

Exceptuando ese punto, que ha sido compensado en cierta medida por los equipos con otros recursos, el espectáculo en pista ha mejorado notablemente, pasando de aquellos horribles trenecitos que se formaban en algunas carreras a un mejor espectáculo para los aficionados.

Al fin y al cabo, los que sostienen este deporte, y todos los deportes siempre es el público por lo que todo lo que signifique mejorar es bueno, aunque la gran tarea pendiente sigue siendo el acceso a los trazados, sobre todo en este contexto de crisis en el que nos movemos, la F1 ha de rebajar sus costes y eso debe repercutir en los aficionados.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario