La FIA piensa en nuevas sanciones por Singapur 2008

<!--:es-->motorhome-fia-motmelo<!--:-->El Consejo de Administración de la Fórmula 1 está considerando iniciar nuevos procesos sancionadores contra Flavio Briatore y Pat Symonds, después de que éstos ganasen la demanda ante la justicia francesa por las sanciones impuestas por la FIA por el caso Singapur 2008.

El periódico The Guardian dijo que la FIA, ahora controlada por Jean Todt en sustitución de Max Mosley, está determinada a no permitir el regreso al paddock de la ex pareja de Renault, ante la acusación de ser los reponsables del accidente de Nelson Piquet en el Gran Premio de Singapur 2008.

«La FIA tiene la intención de estudiar medidas apropiadas para garantizar que ninguna persona que llevase a cabo o que hubiese participado en tales actividades peligrosas o actos de engaño intencionado se le permitirá participar en la Fórmula 1 en el futuro».

El ex presidente Mosley dijo a Times que la FIA podría «muy rápidamente» dotarse de los medios necesarios, mediante la modificación de las normas deportivas, para evitar que los que han infringido las normas de este deporte o que haya actuado peligrosamente puedan regresar a su trabajo en la F1.

Las consecuencias del escándalo también puede ser la primera oportunidad de Todt para poner en marcha sus planes para una nueva normativa disciplinaria, particularmente después de que los procedimientos del Consejo Mundial del Motor fuesen duramente criticados en la resolución del Tribunal de Gran Instancia de París.

Bernie Ecclestone, sin embargo, advierte de lo nefasto de dejar correr el escándalo. «Eso es lo peor», dijo el director ejecutivo de F1, que es un amigo personal y socio de Briatore, a The Sun. «Sería mejor si todos nos sentásemos en una misma mesa y evaluásemos que es lo que se puede hacer», agregó.

Pero Mosley, cuya historia de litigio con Briatore se señaló en el fallo judicial de esta semana, dijo que la sanción del italiano y Symonds es fundamental para la credibilidad de la FIA. «La idea de que podamos decir de sus acciones que están bien sería impensable», dijo.

Al mismo tiempo, Mosley, de 69 años, negó que él tenga nada que ver ya en este asunto y que continúe cerca de la presidencia con Jean Todt al frente de la FIA. «Me dirijo a Todt, de vez en cuando, pero sólo sobre una base amistosa y a Bernie de vez en cuando. Pero estoy muy retirado y disfrutando y yo no quiero participar», añadió el británico.

Mosley también dijo que le aconsejaría a Briatore que no cumpliese su amenaza de demandar a la familia Piquet. «Espero que haya un fallo en la apelación que le abra los ojos sobre lo que está sucediendo», advirtió.
(GMM)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario