La lluvia podría complicar las cosas en Alemania

La lluvia podría afectar este fin de semana a la competición en el Gran Premio de Alemania. Aunque los días anteriores a la celebración del Gran Premio en Hockenheim serán de mucho calor, se espera un tiempo menos agradable con fuertes lluvias debido a un frente frío que entrará el jueves y el viernes.

También puede llover el sábado pero para el día de carrera solo se pronostica una probabilidad de chubascos leves aislados. Los equipos querrán que al menos en las tres horas de libres del viernes el tiempo se mantenga seco, puesto que Bridgestone ya anunció que llevará las variantes de super-duros y super-blandos para la cita en Alemania.

En este sentido, Hirohide Hamashima, de Bridgestone, confirmó que la meteorología será crucial en el gran premio alemán. “Si hace calor, los super-blandos serán todo un reto para la estabilidad y la durabilidad. Y si hace frío entonces los duros serán una tarea difícil”, explicó.

Hockenheim espera para el día de la carrera una afluencia de 65.000 personas, aunque la capacidad total de aforo es de 75.000. El organizador, Georg Seiler, afirmó en mayo que, si surgía la demanda, se podían construir gradas temporales para acomodar hasta 45.000 espectadores más.

Pero admitió a la agencia de noticias SID que “parece que tendremos 65.000 espectadores, logrando un resultado equilibrado.” En 2008 acudieron unos 62.000 espectadores. El comentario de Seiler de un “resultado equilibrado” es en referencia al nuevo contrato con Bernie Ecclestone en el que Hockenheim ya no tendrá que soportar carreras con pérdidas multimillonarias.
(GMM)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario