Al Ferrari se le escapa el aire

La escudería Ferrari ya ha logrado localizar el problema que afecta a sus monoplazas y que, aparentemente, es el culpable de la rotura de los dos motores utilizados por el coche del español Fernando Alonso: un fallo en las válvulas neumáticas que provoca que se escape demasiado aire.

Según la información publicada por la revista alemana Auto Motor und Sport, este problema sería la causa de que el piloto español tenga dos motores menos en tan sólo cuatro carreras disputadas hasta el momento.

Los ingenieros de Ferrari ha localizado el problema, el sobrecalentamiento derivado de ese escape de aire, algo que por otra parte no es nuevo para el equipo, ya en 2009 tenían ese problema, aunque a diferencia del año pasado la nueva reglamentación que prohibe el repostaje es la causante de que se haya agravado este año.

El año pasado las paradas en boxes eran mucho más largas al tener que repostar, con lo que era suficiente para subsanar el problema de falta de aire, pero el nuevo cambio ha reducido mucho el tiempo que el coche está parado, por lo que no se corrige el problema, derivando en un sobrecalentamiento.

Y es precisamente ese sobrecalentamiento del motor, ya detectado en Bahrein y que obligó al equipo italiano a sustituir el motor a sus dos pilotos justo antes de la carrera, el que ha provocado las roturas durante la carrera de Malasia y los entrenamientos del viernes de China en el coche de Fernando Alonso.

De momento, tanto Alonso como Felipe han dicho que no es un tema que les preocupe, aunque suena más a indicaciones de equipo que a opinión propia, puesto que en el caso de Fernando a final de temporada puede echar mucho de menos esos dos motores que ya no tiene.

La normativa establece un límite de 8 motores para la temporada que pueden ser repartidos como mejor convenga. En el caso del piloto español no tendrá, como el resto de pilotos, la opción de rodar los viernes con motores usados e ir dejando los nuevos para disputar las carreras.

Conocida la noticia, se ha comenzado a hablar acerca de la solución que dará Ferrari a este problema, pues la congelación de motores prohibe solucionarlo. Algunos ya piensan que la Scuderia solicitará permiso a la FIA para modificar su motor al tratarse de una circunstancia extraordinaria.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario