Grosjean no volverá a competir en Fórmula 1

Será Pietro Fittipaldi quien esté al volante del Haas en Abu Dahbi. Los médicos han avisado a Romain Grosjean que pilotar el próximo fin de semana podría tener consecuencias graves para su recuperación a largo plazo, es una decisión dura pero es la más sabia dadas las circunstancias.

Romain Grosjean ha decidido regresar a Suiza para completar el tratamiento médico por las quemaduras que sufrió en el grave accidente de la semana pasada en Bahrein. El piloto francés se perderá el Gran Premio de Abu Dhabi 2020, última carrera de la temporada y donde espera poder despedirse del equipo y de los aficionados.

Pietro Fittipaldi, que ya le sustituye este fin de semana en el Gran Premio de Sakhir 2020, volverá a formar alineación junto a Kevin Magnussen en Haas. El joven piloto brasileño, nieto del famoso campeón Emerson Fittipaldi, terminó ayer en la sesión de clasificación de Sakhir con el peor tiempo, hoy partirá desde la última posición de la parrilla. En Yas Marina tendrá una segunda oportunidad de demostrar que tiene potencial para la F1.

Regresando a Grosjean, esperaba competir en Abu Dhabi, su última ocasión de cruzar la bandera a cuadros en la Fórmula 1. Haas incorporará a los novatos Mick Schumacher, hijo del heptacampeón Michael Schumacher, y Nikita Mazepin en 2021, por lo que Magnussen y Grosjean se quedan sin asiento el año que viene. Lo intentó todo, ha estado trabajando en el gimnasio desde que salió del hospital y tratando de buscar opciones con los médicos para volver a subir al coche en Yas Marina. Pero tenía claro que sólo lo haría si eso no comprometía su recuperación o su salud a largo plazo.

Grosjean: “El riesgo de correr es demasiado grande para mi recuperación”

“Es triste, pero no podré estar en mi última carrera en Abu Dhabi y estar con el equipo allí”, dijo Grosjean antes de regresar a casa. “Hemos intentado todo lo que hemos podido con los médicos para recuperarme y curar mis manos, pero el riesgo de correr es demasiado grande para mi recuperación y mi salud”.

“He tomado la decisión de que no voy a correr. Es una de las decisiones más difíciles de mi vida, pero obviamente es una de las más sabias. Extrañaré al equipo, pero los apoyaré como siempre”, añadió el piloto de Haas.

Esto significa que el Gran Premio de Bahrein 2020, donde no logró ni siquiera dar una vuelta antes de sufrir el espectacular accidente, fue su última aparición en una carrera de F1. Tras 98 carreras en la máxima categoría y tras estar con el equipo estadounidense desde sus inicios.

Steiner: “Sabemos cuanto deseaba poder regresar al Haas VF20”

“Naturalmente, lamento mucho que Romain se pierda la que iba a ser su última carrera con Haas”, dijo Guanther Steiner, jefe del equipo Haas. “Pero todos estábamos de acuerdo en que debe tomar la mejor decisión con respecto a su tratamiento y recuperación del accidente del domingo pasado”.

“Ha demostrado una valentía excepcional y un espíritu asombroso en los últimos días; sabemos cuánto deseaba poder regresar a los mandos del VF20 en Abu Dhabi. Y a todos nos hubiera encantado que él pudiera estar allí”.

“Romain creyó en nuestro proyecto de Fórmula 1 desde el principio, se comprometió a pilotar para nosotros incluso antes de que construyéramos un coche. No hay duda de la determinación y el gran esfuerzo que ha puesto para ayudarnos a lograr lo que tenemos como joven equipo de F1. Siempre estaremos agradecidos por su compromiso”, añadió Steiner.

Va a ser una espinita clavada para el piloto que su último recuerdo en Formula1 sea salir de una bola de fuego. Grosjean ya comentó que le gustaría poder volver a subir a un monoplaza cuando esté recuperado, aunque sea para dar 10 o 20 vueltas en un test. Si contrato con Haas termina ya, pero si ellos no le dan esa oportunidad, Toto Wolff, jefe de Mercedes, ya dijo que el equipo alemán le subiría a un F1.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.