Rossi agranda su leyenda con su novena corona

No ha dejado escapar la oportunidad, y a la primera va la vencida. Valentino Rossi se ha convertido en el nuevo campeón de MotoGP en el Gran Premio de Malasia. El piloto italiano, que ha ocupado el tercer puesto, ha sumado su novena corona, la séptima en la categoría reina. Un intratable Casey Stoner ha logrado su segunda victoria consecutiva, la cuarta de la temporada, en el circuito de Sepang, mientras que Dani Pedrosa se ha subido al segundo peldaño del podio. Jorge Lorenzo ha acabado en la cuarta posición.

Rossi había realizado ayer la «pole», con la vuelta más rápida conseguida en la historia de la pista malaya, pero la lluvia que ha retrasado este domingo la salida le ha hecho ser más precavido y ha pasado por meta en la décima posición en la primera vuelta. Con entrar entre los cuatro primeros le valía, hiciera lo que hiciera su único rival en la lucha por el campeonato, Lorenzo. El español del equipo oficial Yamaha tuvo que salir desde el último lugar de la parrilla de Sepang debido a que entró en boxes antes de la salida por problemas mecánicos.

Pedrosa fue el más rápido en la salida, en el primer parcial, pero ya en la primera vuelta perdió la cabeza en beneficio de Stoner. El australiano se ha impuesto en las dos últimas carreras y ha sido segundo en la anterior, Portugal, después de dos meses sin competir por problemas de salud. En el circuito de Sepang, Stoner ha vuelto a demostrar que es un sobresaliente piloto y no ha encontrado rival a lo largo de la carrera, consiguiendo enseguida diferencias insalvables para Pedrosa y el resto de sus rivales.

Remontada de Rossi y Lorenzo

Tras la primera vuelta, por detrás de Stoner han marchado Pedrosa, el italiano Andrea Dovizioso, el español Toni Elías, el francés Randy de Puniet, el italiano Loris Capirossi, el estadounidense Nicky Hayden, Lorenzo, el italiano Marco Melandri y Rossi. De Puniet se cayó en la segunda vuelta con la pista todavía muy mojada; Pedrosa enseguida perdía tiempo respecto a Stoner y Lorenzo hacía una extraordinaria salida para situarse detrás de su compañero de equipo. El español rebasó al precavido italiano y a once vueltas para el final ya era sexto al pasar a Capirossi. Una más tarde rebasó a Hayden con mayor dificultad que al anterior para ser quinto. Rossi seguía la estela de Lorenzo y era sexto.

Más tarde los dos pilotos de la Yamaha oficial superaron a Elías y empezaron su particular lucha en el octavo giro. Sin embargo, Rossi no tardó en dar cuenta de Lorenzo, aunque estuvo a punto de irse al asfalto nada más hacerlo. Por delante, Stoner y su Ducati distanciaban cada vez más al resto al hacer dos vueltas rápidas consecutivas en la octava y la novena. La carrera estaba cerrada y el mundial también porque al italiano le valía ser cuarto, sólo faltaba saber si Valentino subiría al podio, objetivo con el que -dijo- llegó a Malasia.

Rossi iba recortando sobre el tercero, Dovizioso, de cuatro a dos segundos, pero éste facilitó las cosas a su compatriota al caerse en su persecución a Pedrosa en la decimoquinta vuelta. Entonces la diferencia del oceánico era ya de 18 segundos sobre el español de Honda, y a dos para el final, el italiano decidió que la tercera posición estaba bien para ganar su noveno mundial y cortó gas.

Rossi, de 30 años, montó uno de sus espectáculos para celebrar su título y junto a miembros de su club de seguidores se vistió con una camiseta con la leyenda: «Gallina vieja hace buen caldo», con uno de sus animales dibujado y con un huevo con un nueve. Los seguidores llevaban una gallina viva disfrazada de Rossi, casco y camistetas incluidos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario