Sebastian Vettel vence en Silverstone con doblete de Red Bull

Sebastian Vettel ganó hoy contundentemente el Gran Premio de Gran Bretaña, por última vez en el mítico trazado de Silverstone, entregó el segundo triunfo del año a Red Bull y rompió con el dominio abrumador de Jenson Button y Brawn GP en esta temporada 2009.

“Pienso que todavía es prematuro hablar del futuro, pero me llevo de aquí muy buenas sensaciones. El monoplaza era perfecto y todas las novedades aerodinámicas que probamos dieron un resultado estupendo”, declaró el piloto alemán, de 21 años, que batió al británico Button ante su gente.

El veterano australiano Mark Weber terminó segundo y plasmó un nuevo doblete para Red Bull, que tuvo un fin de semana de ensueño, con Vettel en la pole positión.

La Fórmula 1 vive momentos de agitación, con riesgo concreto de cisma, aunque los equipos parecen aproximarse a un acuerdo con la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), mientras su presidente Max Mosley fue silbado hoy por sus compatriotas.

Button, líder del Mundial de Pilotos que llegaba a Gran Bretaña con seis victorias en siete carreras, debió conformarse con el sexto puesto, mientras su compañero, el brasileño Rubens Barrichello, subió al podio al terminar tercero.

Button sigue a la cabeza del Mundial con 64 puntos, escoltado por Barrichello 41, Vettel 39 y Webber 35; mientras que en la competición de constructores Brawn GP suma 105 puntos, Red Bull 74, Toyota 34 y Ferrari 26.

Adrian Newey, el llamado “Mago” de la Fórmula 1 por su pasado en Williams y McLaren e ideólogo de las novedades que mostró hoy Red Bull (nuevo alerón delantero, nueva panza inferior, nuevo doble difusor), afirmó que su equipo realizó “un notable trabajo”.

El diseñador alabó el “hat-trick”, una frase que los ingleses han copiado al cricket y con el que aluden a tres marcadores consecutivos, este domingo pole position, victoria y vuelta rápida en carrera, 1’20” 735 en la décima vuelta de Vettel.

“No sé si es para preocuparse, pero lo cierto es que hoy los Red Bull eran inalcanzables”, comentó Ross Brawn, en una reflexión fundada en los tiempos finales de la carrera.

Vettel le sacó 41 segundos a Rubens Barrichello, el mejor Brawn GP del GP de Gran Bretaña, y 46 segundos a Button, mientras el brasileño no fue nunca un peligro para Webber.

Esa superioridad alcanzó niveles de contundencia en el primer tramo antes de las detenciones en los boxes, única fase en la que Vettel giró “a fondo”, como él mismo lo admitió tras la carrera.

En ese tramo, el piloto alemán le sacó un segundo de ventaja por vuelta a Barrichello, que rodaba segundo.

Con su actuación, Vettel se tomó la revancha de las críticas que recibió de su propio equipo en la última carrera, cuando su jefe Christiam Home dijo que le faltaba “madurar”, luego de que se fuera de pista y desaprovechara una gran ocasión de prosperar en el GP de Turquía, ganado por Button.

Cuando en la vuelta 21, el piloto germano entró a boxes para la primera carga de combustible en su Red Bull (fue el penúltimo en hacerlo) le llevaba la enorme distancia de 19.8 segundos a Barrichello, una ventaja más elocuente aún porque fue obtenida con un monoplaza más pesado que los demás.

Sólo el Renault del español Fernando Alonso había cargado más combustible que Vettel en el arranque de la prueba.

sebastian-vettel-libres1-silverstoneDe no mediar problemas mecánicos o un error de manejo, Vettel -con dos terceras partes de la carrera por delante- tenía ya la victoria asegurada y a partir de ese momento se dedicó a cuidar su distancia, superior a los 15 segundos con los que precedió a Webber bajo la bandera a cuadros.

Dolorido por problemas en la cadera, Barrichello obtuvo un buen resultado que lo acerca a Button, pero ahora es Vettel el que se insinúa, con el Red Bull formidable visto hoy, como el rival de más riesgo en la lucha por el título de la temporada.

Fue una carrera que encendió la esperanza en casa de Ferrari, pues el brasileño Felipe Massa obtuvo un cuarto puesto que es más meritorio aún, ya que partía desde la sexta fila.

“Hay mucho mío en este resultado que me sorprende porque hasta las gomas duras que monté al final rindieron bien”, afirmó el brasileño.

En cambio, el otro volante de Ferrari, el finlandés Kimi Raikkonen, sumó otra frustración y terminó octavo tras no haber sido capaz de resistir en las últimas vueltas al doble ataque de Button y de Jarno Trulli.

“Con los neumáticos que monté en el último segmento no tenía grip (adherencia)”, explicó el campeón mundial de 2007.

Raikkonen fue uno de los tres ex campeones mundiales que ante los 110 mil espectadores de Silverstone hizo un papel para el olvido.

Los otros dos fueron Alonso y el británico Lewis Hamilton, quienes terminaron 14 y 16, respectivamente, tras ser doblados por el ganador.

Fue casi patético el duelo que, a mitad de la prueba, entablaron por el 15 puesto Alonso y Hamilton, sobrepasándose mutuamente pero sin poder evitar que Nelsinho Piquet los dejara atrás a ambos y trepase al 12, su mejor segundo resultado del año, tras la décima posición lograda en Bahrain.

Correr en casa pareció ayudar a Williams, ya que Nico Rosberg obtuvo por segunda vez consecutiva un quinto puesto que ubicó al alemán en el sexto escalón del campeonato.

“Estamos creciendo, fue mío el tercer tiempo más rápido en carrera”, fue el optimista comentario de Rosberg, en una temporada donde Brawn GP y Red Bull son los únicos con posibilidades.

Resultados Gran Premio de Gran Bretaña 2009

3 comentarios sobre «Sebastian Vettel vence en Silverstone con doblete de Red Bull»

  1. @lolo No queda otro remedio más que probar cosas diferentes a los demás. Cuando tienes un monoplaza que no da más de si y la desventaja es muy clara con el resto, hacer cosas diferentes puede darte un buen resultado cuando se den las condiciones idóneas.

  2. Si le hubiesen puesto gomas blandas a Fernando en la salida otro gallo nos cantaría, estoy flipando con las estrategias de Renault, siempre intentando jugadas absurdas… por lo demás Vettel estupendo a ver ahora la superproducción inglesa como se toma este gran revés propiciado por Red Bull, todavía deben estar temblando. Bernie y su sistema de puntos no coló por que era lo que él temía, que algún equipo levantara cabeza y le plantara cara a los Brawn por suerte está sucediendo y espero que siga así con el resto de equipos para que se derumbe el monopolio de Jenson y se anime un poquito más la F1.

  3. Si la enorme demostración de superioridad, por parte del nuevo RB5-b de manos de Vettel, es una realidad más allá de una especial adaptación en éste trazado; realmente es para que se preocupen tanto Ross como Jenson… Felicitaciones por el extraordinario trabajo de Newey, que ha conseguido con un apaño( más allá que el RB-5 era por lejos, el mejor chasis sin difusor), lo que no han conseguido ni Ferrari, ni Mc laren, ni Renault ni BMW… Simplemente sobresaliente y extraordinaria la conducción de Vettel también, que me parece que ya tomó confianza y comienza a consolidarse, como el piloto “diferente”, que muchos vimos desde el principio en él.

    ahora veremos a Jenson en otra faceta, muy importante para juzgar la verdadera madera y fuerza mental de un piloto… manejar la presión y jugar con la calculadora; porque 25 puntos, para ocho carreras, puede parecer suficiente, pero un par de retiros o malas actuaciones, pueden poner el campeonato, realmente de infarto.

    En cuanto a Ferrari, ha quedado demostrado que las mejoras han dado resultados; en Turquía, una mala puesta a punto, no permitió lucir todo su potencial al F-60(C) y ahora en Silverstone, un problema con la temperatura de neumáticos, los ha penalizado en clasificación; pero en carrera han sostenido un ritmo muy competitivo, por lo menos Felipe que ha ganado muchas posiciones…

    Una lástima ver a Fernando en una lucha tan emocionante con Lewis, por un paupérrimo puesto 15…poco le duró el festejo a la hinchada británica, ya que Fernando le devolvió la cortesía.

    Más allá de la mala largada, y el atroz taponamiento de Heidfeld, un tapón de esos rápidos ( que son los peores, porque frenan antes, reprisan bien, hacen líneas defensivas, ralentizan el ritmo por curva al mínimo de seguridad que les impida seguir de largo) que se empeña, cuando tiene a Fernando en sus espejos ( es su Karma); igual no alcanzaba para sumar, y en ese contexto, décimo o catorceavo, no hace mayor diferencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.