Ecclestone sobre Ferrari: “El problema son los italianos”

Ecclestone cree que Maranello necesita atraer gente de otras nacionalidades como en la época de Jean Todt, Ross Brawn, Rory Byrne y Michael Schumacher. ¿Es posible volver a una época así para la mítica escudería de F1?

Uno de los nombres más emblemáticos en la Fórmula 1 es Bernie Ecclestone, verdadero artífice del negocio que hoy alrededor de la máxima categoría del automovilismo. A principios de los años 70, junto a Frank Williams, Colin Chapman, Teddy Mayer, Ken Tyrrell, y Max Mosley, creó la asociación de constructores de F1, germen del millonario negocio que Liberty Media compró en 2017.

Ecclestone ha hablado para el periódico italiano La Stampa con unas palabras realmente polémicas, asegura que el principal problema de Ferrari “son los italianos”. Y no es el único que apunta a un problema como este, el ya fallecido Niki Lauda afirmaba que los problemas de Ferrari eran la cultura espagueti.

En la última carrera de la temporada tenemos a Ferrari sin su máximo responsable, que ha regresado a Italia afirmando sentirse mal, al tiempo que se conocía la noticia de la dimisión del CEO de la compañía Louis Camilleri. Pone fin a una temporada trágica donde el equipo de Maranello ha ido sufriendo de un circuito a otro.

“Sin ofender, pero siempre he creído que el problema son los italianos: todos quieren liderar y tienen sus propias ideas”, dijo Ecclestone. “No estoy diciendo que debamos despedirlos como se hace con los corruptos, pero debemos atraer a alemanes, franceses, ingleses, personas que piensan de manera diferente”.

Recuperar la época de oro con Michael Schumacher

“Lo que pasó con Jean Todt es significativo: los italianos no lo querían, les convencí para que lo ficharan y luego las cosas salieron bien”. Y tan bien, cinco campeonatos consecutivos para Ferrari con Michael Schumacher al volante, y lo que es más importante, no lograban que uno de sus pilotos ganase desde 1979 que lo había conseguido Jody Scheckter.

“Binotto está en una posición muy incómoda. No sé si alguna vez quiso ser jefe de equipo. Es un ingeniero y siempre se ha ocupado de cuestiones técnicas. Lo que se necesita en Maranello es un buen gerente que coloque a las personas adecuadas en los sitios correctos”, añadió el nonagenario.

“Hace tres años pensé que Briatore sería el hombre ideal para dirigir Ferrari. Le fue muy bien con Benetton y Renault, tiene buenas ideas, sabe elegir personas. Pero hoy está demasiado ocupado en sus empresas. Primero habría que tantearle”, añadió Ecclestone.

Tras la sanción ejemplar que se le impuso a Flavio Briatore por el engaño, con accidente de Piquet incluido, para dar ventaja a Fernando Alonso en 2008; y una vez que las cosas volviesen a la normalidad, siempre pensé que sería la persona idónea para dirigir Ferrari. Tiene mucha experiencia, controla la cultura italiana, tan necesaria para encajar en Maranello, es una personalidad relevante que puede controlar al resto del equipo y tiene un olfato especial para la Fórmula 1.

Quizás la próxima oportunidad para ello sea en unos años cuando veamos a Mick Schumacher, hijo del heptacampeón, ponerse al volante de un Ferrari. De momento llega pisando fuerte, ha ganado en el campeonato de Fórmula 2 y se pondrá al volante del Haas en 2021 luciendo el dorsal 47.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.