Acalorada reunión entre pilotos, FIA y Pirelli

Los reventones de Stroll y Verstappen en Bakú han derivado en una nueva polémica entre equipos, pilotos, FIA y Pirelli: ¿quién no está diciendo la verdad?

Este fin de semana en Paul Ricard está siendo intenso; y no sólo por la propia acción en pista, donde Max Verstappen ha volado para llevarse la pole del Gran Premio de Francia 2021. Un asunto que viene desde la anterior carrera sigue levantando mucha polémica.

La carrera de Bakú terminó con las aspiraciones de Max Verstappen de ampliar su ventaja como líder del mundial cuando sufrió un reventón en la rueda y terminó contra el muro a sólo cinco vueltas del final. La suerte quiso que Lewis Hamilton no lograse puntuar al irse largo tras cometer un error al activar lo que Mercedes denomina el botón mágico de frenado, un sistema que permite calentar los neumáticos con los frenos, pero que hace que el coche pierda frenada.

Pero el accidente del Red Bull no fue el único, el Aston Martin de Lance Stroll también terminó contra el muro de manera similar. Así que Pirelli se llevó los neumáticos, junto con otros con las mismas vueltas, para analizarlos en su sede de Milán y determinar las causas de los accidentes.

La explicación que ofreció el suministrador único no convenció a casi nadie, pero de ahí salieron una serie de medidas que pasan por poner sellos de la FIA en los neumáticos para que no puedan ser manipulados por los equipos. Los rumores apuntan a que Pirelli sospecha que tanto Red Bull como Aston Martin estaban trabajando con presiones demasiado bajas.

Y con esta polémica hemos llegado hasta el Gran Premio de Francia 2021 de este fin de semana, cuando los pilotos se han reunido con los comisarios de la FIA y con Pirelli en Paul Ricard. No sin antes pasar por un boicot de la Asociación de Pilotos a Pirelli que había solicitado una reunión especial para tratar el asunto de los reventones.

Sin embargo, el director de Pirelli, Mario Isola, negó que hubiese tal boicot afirmando que era más sencillo para todos que la reunión se produjese durante la “sesión informativa a los pilotos” en el trazado francés.

El periódico holandés The Telegraaf, citando fuentes de personas presentes en la reunión, dijo que la “conversación se calentó por momentos” con cruces de reproches entre los pilotos.

Uno de ellos fue cuando Hamilton le preguntó al jefe técnico de la FIA, Nikolas Tombazis, por qué no hubo ninguna sanción a Red Bull por salir a pista con una presión inferior a las estrictas directrices de Pirelli. Desde Auto Motor und Sport explican que “la respuesta fue breve y sencilla: No se pudo probar ninguna infracción”.

Y ahí intervino Max Verstappen quien aseguró a su rival que “su equipo había cumplido con todos los requisito” que marca el reglamento y las directrices técnicas de Pirelli y la FIA. Pero el heptacampeón insinuó que no cree que eso sea así.

Cuando la prensa preguntó acerca de los reventones traseros de Verstappen y Stroll, el piloto de Mercedes dijo que “la mayoría de las veces, los neumáticos no están trabajando con las presiones que les piden”.

“No tuvimos ningún problema”, añadió Hamilton en referencia que su equipo no se encontró con problemas en sus neumáticos en Azerbaiyán. “Creo que Pirelli ha hecho un gran trabajo con los neumáticos este año. Son más robustos que antes, así que creo que en este caso, Pirelli no tiene la culpa”.

“Me sorprendió mucho ver que la FIA tuvo que aclarar las reglas y directrices, por lo que obviamente puedes tomar eso como quieras”, añadió el heptacampeón insinuando que si se han tenido que tomar medidas extra es que alguien no estaba haciendo lo que debía.

Leer más: Pirelli sospecha de las presiones demasiado bajas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.