Hamilton espera más del fabricante alemán antes de firmar su renovación

A sus 35 años está a punto de igualar en campeonatos el récord de Michael Schumacher. Y debe ser que la Fórmula 1 se ha vuelto monótona para él que sigue buscando ocupaciones fuera de la pista. Ha desvelado que la firma de su renovación depende de cosas que nada tienen que ver con la competición.

A pesar de que los rumores apuntaban a que el piloto británico no había cerrado su próximo contrato con Mercedes por un motivo económico, Hamilton ha desvelado que los motivos hay que buscarlos fuera de la Fórmula 1.

Esta temporada el piloto de Mercedes se ha involucrado en el proyecto Black Lives Matter a favor de la lucha racista. Y aunque, a priori, es algo bueno, ya son muchos los que están hablando de que Hamilton se está pasando de la raya al llevar el activismo a los circuitos de Fórmula 1. Hasta el momento ha convencido a todos en el paddock para hacer gestos con la iniciativa, y como es una causa muy justa, todos le han apoyado.

Pero todo tiene un contra, hasta aquello que todos apoyan, que esa lucha ha servido de punta de lanza para que todos le pidan que siga apoyando iniciativas aprovechando el altavoz que supone la máxima categoría, incluso aquellas que van en contra del propio campeonato, como el reciente anuncio para 2021 del Gran Premio de Arabia Saudí.

Hamilton seguirá pilotando para Mercedes, la firma llegará

Y con esto de telón de fondo, el número 44, según ha comentado en la entrevista previa al Gran Premio de Turquía, quiere que Mercedes fabrique coches más «verdes» y que se implique en temas contra el racismo. Sigue empeñado en mezclar cosas que poco o nada tienen que ver, no sé si lo hace por desviar la atención sobre las razones por las que no firma el contrato o porque realmente cree que es una buena idea mezclar estas cosas.

«Creo que tengo el mejor contrato que puede existir», afirmó Hamilton en la previa de la carrera en Estambul Park. «Pero siempre busco formas de mejorar. Naturalmente seria más fácil ir y firmar el contrato sin pensar en lo que pasa a continuación. Estoy muy seguro de la idea de seguir con Mercedes, pero quiero ayudarles a conseguir cambios».

«Mercedes está haciendo coches más sostenibles, más eléctricos y quiero ayudarles a ir en esa dirección. Quiero que hagan más cosas por la diversidad racial, aunque nunca vaya a ser suficiente. Por eso tenemos muchas cosas que negociar y mucho que revisar», añadió Lewis.

A pesar de esa mezcla extraña que está haciendo, lo que si parece claro es que despeja la duda que había surgido sobre una posible retirada o que no vaya a seguir con Mercedes: «Me encantan las carreras, me encantan los desafíos, no creo que vaya a cambiar de repente».

Dos conclusiones: se queda en la F1 y seguirá con Mercedes, sólo es cuestión de tiempo que firme el dichoso contrato. Siempre y cuando el fabricante alemán no se canse de su «niño mimado» le imponga condiciones que lejos están de estar en su mano. Puede que sean las ventajas de tener seis títulos de campeón del mundo y estar a punto de rubricar el séptimo.

Relacionado: Wolff seguirá dirigiendo la escudería Mercedes

Deja un comentario