Un pasado glorioso… que no se repetirá

La última vez que Fernando Alonso corrió en el circuito bahreiní de Sahkir consiguió un éxito colosal: su primera victoria a los mandos de un Ferrari. Aquel inicio fulgurante fue el prólogo de una temporada que se antojó espectacular e inesperada, que acabó como todos recordamos, en Abu Dhabi con Sebastian Vettel coronándose campeón del mundo de Fórmula 1.