La FIA confirma el testigo anónimo

La FIA ha confirmado que un testigo anónimo identificado como «Míster X» entregó pruebas contra Flavio Briatore, el ex jefe de Renault que fue sancionado con la expulsión difinitiva de la Fórmula 1.

La FIA informó además que el ex jefe de ingenieros de Renault Pat Symonds, quien estará suspendido durante cinco años, escribió una carta al organismo para expresar su «pesar y eterna vergenza» por el escándalo del GP de Singapur de 2008.

Los documentos publicados en la web de la FIA demuestran que otro miembro del equipo Renault, identificado como «denunciante», tuvo conocimiento del plan antes de la carrera y se opuso a que Piquet chocara deliberadamente para facilitar el triunfo de su compañero Fernando Alonso.

La FIA dijo que el testigo «X» dijo a los investigadores que había estado «personalmente presente en una reunión poco después de la clasificacione del sábado 27 de septiembre de 2008, cuando el señor Symonds le había mencionado la posibilidad de un plan de choque al señor Briatore».

«Asesores de la FIA dijeron que Míster X no desempeñó ningún papel activo en la conspiración y que, efectivamente, se había opuesto a la misma y trató de distanciarse de ella», añadió el informe. La prensa italiana ha especulado hoy con que «Mister X» podría ser un ingeniero de Renault, aunque no citó ningún nombre.

motorhome-fia-motmeloLa FIA dijo que en Renault no había ninguna evidencia más de que el equipo tuviera conocimiento del caso y que Piquet dijo que Symonds le dio a conocer los detalles del plan, aunque el ingeniero afirmó que la idea surgió del piloto.

«Me gustaría reconocer mi papel en este incidente. Yo fui el que, cuando la idea me fue sugerida por Nelson Piquet Jr, debería haberla desestimado inmediatamente (…) Siento un pesar muy grande y vergenza eterna porque no lo hice», escribió Symonds.

«Sólo puedo decir que lo hice equivocadamente pensando en mi equipo y sin ningún beneficio personal (…) En una única acción se ha destruido la reputación que he acumulado durante una carrera de 33 años en el deporte motor», añadió Symonds.

La comisión de investigación interna que coordinó Andrew Ford no había logrado reunir pruebas suficientes contra Briatore y Symonds, pero la intervención del testigo habría cambiado esta situación. Su exposición se produjo el pasado 17 de septiembre, cuando Briatore y Symonds ya habían renunciado a sus cargos en Renault, y los únicos que estaban enterados de su confesión, antes de lareunión del Consejo Mundial del pasado lunes, eran el presidente Max Mosley y un abogado de la FIA.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario