Polémica a cuenta de los colores de la bandera rusa en el Haas VF21

La sanción de la Agencia Mundial Antidopaje impide a Nikola Mazepin correr bajo la bandera rusa, pero el equipo Haas ha presentado el nuevo VF21 que luce los colores blanco, azul y rojo

Una decisión de sanción de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) prohíbe a cualquier deportista participar en una competición internacional bajo la bandera o el himno ruso. Un castigo por las malas artes con el dopaje que, según la investigación de la AMA implicaría a los altos estamentos rusos del deporte.

Y por supuesto Nikita Mazepin no es una excepción, si llegase a subir al podio, algo improbable con el Haas VF21 pero no imposible si se diese una carrera loca como ya hemos visto algunas en el pasado, tendría que hacerlo sin usar la bandera rusa y sin escuchar su himno. El piloto oficialmente competirá bajo bandera neutral durante las próximas dos temporadas.

Ayer la presentación de su monoplaza, y el del alemán Mick Schumacher, para 2021 vimos un monoplaza dominado por el color blanco, pero que reluce sin descaro los colores azul y rojo que conforman la bandera de Rusia.

El motivo no es otro que la de lucir los colores del principal patrocinador del equipo Uralkali, la empresa de Dmitry Mazepin, padre del joven piloto de Haas que pocos días después de su confirmación como piloto del equipo estadounidense se vio envuelto en una fuerte polémica por un inapropiado vídeo que publicó en Instagram.

La prensa alemana ayer hablaba del impulso de Mick Schumacher a Putin, desatando una polémica ante la que poco o nada podrá hacer la AMA pues no hay nada que impida a un equipo usar los colores que considere oportuno. Al igual que ha hecho Alpine en el A521 con los colores de la bandera francesa y británica.

“Si no está prohibido, entonces está permitido. El sentido común triunfa sobre la histeria antirrusa”, dijo Dmitry Svishchev, un conocido político ruso y miembro de la Duma, el parlamento ruso, a Sport Express. “Los deportes de motor viven de los contratos de patrocinio, y creo que los organizadores de la F1 están interesados en que también se dispute una carrera en Rusia”.

También el jefe de Haas, Guenther Steiner, defendió la decisión de que el nuevo monoplaza luzca los colores de la bandera rusa, aludiendo a que no tienen nada que ver con la nacionalidad sino con destacar la marca de su principal patrocinador. Un patrocinio fundamental para que el equipo pueda seguir adelante en la máxima categoría.

Mientras para Mick Schumacher lo menos importante en el coche son los colores que lleve, lo relevante está en lo que sea capaz de hacer en pista. El joven piloto alemán ya avisaba que el objetivo realista para este año sería tratar de colarse con regularidad en Q2 y desde ahí tratar de sumar algún punto en carrera.

“Sólo veo los colores del equipo, pero si coinciden con esos colores, estoy contento con ellos, también lo pilotaría si fuera rosa. Mientras sea rápido y lo pueda pilotar bien, no me importa”, dijo Schumacher.

El hijo del heptacampéon Michael Schumacher debutará esta temporada en la F1, pero ya ha visto que cualquier declaración puede llevarle por el camino de la amargura. La semana pasada tenía que salir a aclarar que estaba en contra del racismo tras un inocente “sin comentarios” que dijo en una entrevista cuando se le preguntó por el machacón activismo que abandera Lewis Hamilton.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.