La caida de Mr Billonaire

«Han conocido la verdadera cara» de Flavio Briatore, afirmó Nelsinho Piquet, al referirse al ex team manager de Renault, «Mr Billonaire», expulsado de por vida de la Fórmula 1, tras el escándalo del Gran Premio de Singapur 2008.

«Es un hombre al que no le importa nada de quienes lo rodean. Mi futuro estaba en sus manos y él lo sabía, por eso después de Singapur me aisló totalmente, con una actitud que me empujó hacia el punto más bajo de mi vida«, dijo Piquet, que ha estado presente en la sede de la FIA en París, a pesar de no haber sido llamado.

Briatore, uno de los personajes más excéntricos de la F-1 y probablemente el más crítico con el trabajo de Max Mosley al frente de la FIA, fue un instructor de esquí y gerente de restaurantes que llegó finalmente a la fórmula 1.

Con fama de «play boy» y empresario innovador, logró fama al impulsar la conocida marca de ropa Benetton en Estados Unidos, de la mano de Luciano Benetton, que compró en 1989 al equipo Toleman y puso a Briatore como director comercial de la escudería, que pasó a dirigir en el 91.

Con un joven Michael Schumacher, Benettton ganó carreras en 1992 y 1993 y las dos temporadas siguientes ganó los primeros títulos mundiales del piloto alemán.

Renault compró en el 2000 la escudería y Briatore fue nombrado director, tras lo cual llegaron dos nuevos títulos, en 2005 y 2006, con Fernando Alonso, cuyo retorno, tras su paso por McLaren, no logró revitalizar hasta ahora a la escudería francesa.

Briatore, a sus 59 años, es dueño de un avión particular, un yate, un equipo de fútbol en la Segunda división inglesa (en sociedad con Bernie Ecclestone), un club nocturno, una línea de moda y una compañía farmacéutica, además de gestionar parte de los derechos televisivos de la Fórmula 1.

Está casado con la modelo italiana Elisabetta Gregoraci, aunque antes se ganó su fama de playboy por numerosos romances como el que mantuvo con las modelos Naomi Campbell y Heidi Klum.

Hombre de marketing y de espectáculo, pero hábil también para detectar talentos como Schumacher y Alonso, y muy trabajador, Briatore aportaba glamour, superficialidad y lujo, pues creía que la Fórmula 1 no debía hablar sólo de neumáticos, adherencia y apoyo aerodinámico.

flavio-briatore-expulsado-f1«¿Qué genera un mayor interés: desarrollar un embrague doble que la gente no puede ver, o tener a Sylvester Stallone en la parrilla delante de las cámaras de televisión?», se preguntó en una ocasión.

Su local «Billonaire» es aún hoy centro de la jet set de Cerdeña, y seguramente pasará a ser ahora prioridad, tras su expulsión de la F1 después de veinte años, donde ganó admiradores pero también enemigos, como se pudo ver en estos últimos días.

La expulsión de por vida impuesta por la FIA, incluye su fin como representante de pilotos, entre los que se encuentra Fernando Alonso, porque no podrá volver a entrar a ningún circuito.

Deja un comentario